Foto: Reuters
Foto: Reuters

Caracas, 13 de septiembre de 2017.- La Justicia de Brasil confirmó la matanza de un grupo de indígenas al norte del país a manos de mineros ilegales, informó TeleSUR. “La masacre tuvo lugar en Valle del Javari, donde se encontraban 2 de las 5 unidades de protección de aldeas aisladas cerradas por el Gobierno”, sostuvo el corresponsal de ese medio de comunicación, Ignacio Lemus, a través de su cuenta de Twitter.

La denuncia había sido presentada ante el Ministerio Público por la agencia brasileña de asuntos indígenas Fundación Nacional del Indio (Funai). El organismo se enteró de los hechos luego de que los mineros “se jactaran” de la matanza en un bar en el estado Amazonas, cerca de la frontera con Colombia.

Por su parte, el portal local Amazonia Real señaló que desde la Fiscalía General del Estado se confirmó que las muertes a manos de ‘garimpeiros’ (mineros) de los indios conocidos como ‘flecheiros’ ocurrieron en el mes de agosto en el río Jandiatuba, en el municipio de São Paulo de Olivenza, en la frontera con Perú y Colombia.

En una entrevista citada por ese mismo medio el fiscal a cargo de la investigación, Pablo Beltrand, dijo que los teléfonos de “algunas personas (‘garimpeiros’) están siendo intervenidos y hay diligencias en curso”. Sin embargo aclaró que no darán detalles por el momento “para no entorpecer la investigación”. En el mismo sentido tampoco se ha informado del número de víctimas ni de cuántos son los presuntos atacantes.

Recortes presupuestarios

Desde el Ministerio Público también se está indagando sobre la denuncia de otra masacre, sucedida en el mes de mayo. En esa ocasión los afectados habrían sido de la tribu Warikama Djapar, también en el Vale del Javari, un lugar que se extiende a lo largo de 8,5 millones de hectáreas y en el que habitan distintas comunidades aisladas.

Este tipo de hechos se debe, en parte, a la disminución del presupuesto que ha tenido la Funai tras la asunción de Michel Temer como presidente de Brasil. Por este motivo, la institución suspendió las actividades de cinco bases de protección a indígenas aislados en la Amazonía, tal como reseñó en su momento el diario ‘Folha de Sao Paulo’.

“El corte en el presupuesto de la Funai dejó decenas de tribus aisladas sin defensa contra miles de invasores, ‘garimpeiros’, hacendados y madereros, que están desesperados por robar y saquear sus tierras”, declaró el director de la organización Survival International, Stephen Corry, en un comunicado citado también por el periódico brasileño.   /CP