pitier1

Caracas, 13 de agosto de 2017.- Hoy se conmemoran los 160 años del natalicio del padre de la botánica en el país, Henri Pittier, ingeniero, geógrafo, naturalista y botánico suizo-venezolano, quien dedicó parte de sus investigaciones científicas a Venezuela, donde se radicó definitivamente desde 1919.

pitier

Henri Francois Pittier nace en Bex, Suiza el 13 de agosto de 1857, fue una figura notable que mostró gran interés en el estudio del campo vegetal, en países tropicales como México, Guatemala, Panamá, Colombia y Ecuador.

Este insigne conservacionista cursó estudios en la Universidad de Jena (Alemania), donde se graduó de ingeniero civil y se doctoró en Filosofía.

Luego en el departamento de Geografía de la Universidad de Lausana se le otorga el Título de Doctor Honoris Causa en Ciencias.

A los 30 años, viajó por primera vez a América, donde trabajó en el Observatorio Meteorológico de Costa Rica.

Posteriormente, 15 años más tarde, se mudó a Estados Unidos, donde entró a trabajar en el Ministerio de Agricultura de esta nación, hasta que Venezuela solicitó un asesor para la creación de la escuela de ingenieros agrónomos.

pitier2

Pittier fue autor de cerca de 290 trabajos científicos, entre sus revistas y publicaciones que fundó en Venezuela figuran: Museo Comercial y el Boletín Comercial e Industrial.

También desempeñó importantes cargos en Venezuela, como el de director del Observatorio Cajigal, allí logró que se adquirieran instrumentos de medición atmosférica y hasta el fin de su vida, a sus 93 años, fue jefe del Servicio Botánico del Ministerio de Agricultura y Cría.

Fue uno de los botánicos que mayores aportes ha hecho al país. Su mayor legado es la creación del sistema de Parques Nacionales, que cuenta con un total de 43 espacios de esta naturaleza a lo largo del territorio venezolano.

pitier3

En 1937 creó el primer parque nacional, bautizado en primer lugar con el nombre de Rancho Grande, ubicado al norte de la ciudad de Maracay, estado Aragua.

Luego fue rebautizado en 1953 con el nombre de Henri Pittier, 3 años después de su muerte el 20 de enero de 1950, en Caracas.

El emblemático lugar es uno de los principales destinos turísticos de la entidad, posee una superficie de 107.800 hectáreas y comprende gran parte de las costas aragüeñas; y se extiende hacia zonas montañosas del estado Carabobo.

El parque se compone de dos sistemas, uno montañoso, en el cual habitan más de 500 especies de aves y 22 especies exuberantes, que solo se encuentran en ese lugar, además de ríos y una gran diversidad en flora y vegetación. El segundo sistema es el de la zona costera con bahías, playas y balnearios de alto potencial. /XN /CP