Caracas, 18 de junio de 2017.- La NASA ha hecho públicas imágenes satelitales de un fenómeno que ha tornado las aguas del mar Negro de un extraño color turquesa. Los especialistas aseguran que la razón de esta coloración es la presencia de fitoplancton, microorganismos que habitan los ecosistemas de agua dulce y salada.

Estos seres, en su mayoría unicelulares, se alimentan de la luz solar y de los nutrientes disueltos en el agua que provienen de las corrientes del Danubio y del Dniéper, ríos que desembocan en el mar Negro. A su vez, el fitoplancton sirve de alimento para muchas especies de peces, moluscos y otros organismos marinos, reseñó nota del portal de noticias RT.

Uno de los tipos más comunes de fitoplancton que se puede observar en el mar Negro es el de los cocolitóforos, que están cubiertos de partículas blancas de carbonato de calcio. Vistas desde lejos, adquieren un intenso brillo que produce el cambio de la coloración del agua.

El especialista de la NASA, Norman Kuring, cree que este brillo es uno de los más fuertes que ha observado. El científico, quien analiza este fenómeno desde 2012, asegura que otras variedades de fitoplancton pueden oscurecer el agua en lugar de aclararla. De hecho, una gran presencia de estos seres puede llevar a la disminución del oxígeno en el agua y, por ende, afectar al ecosistema marino.    /EM